La fabulosa historia de la botica

Un herbolario tradicional es antes que todo un jardín. De estación a estación, de semilla a cosecha, sus raíces firmemente plantadas en la tierra y sus partes aéreas bien expuestas a la luz, las plantas medicinales adquieren su poder curativo. Y mientras tanto, las noches frescas de primavera y otoño, las lluvias de julio y las sequías de febrero, con el paso insectos y pájaros hacen que las plantas desarrollen sus principios activos y fuerza vital para convertirlos en aliados insuperables en la búsqueda de la salud.

En 1983, para mi cumpleaños número 18, recibí el regalo más sencillo y profético de mi vida; una colección del diario El Mercurio de Valparaíso, llamada “PLANTAS QUE CURAN” fascinada en aprender nunca pensé que esa enciclopedia me definiría y como me guiaría todos estos años , ella fue el inicio de una revelada pasión.

En 2006 y luego de estudiar múltiples disciplinas asociadas a la planta y extractos, decidí abandonar mi trabajo y ejercer el oficio de Herbolaria, el cual por aquella época, nadie ejercía ni menos se hacían huertos por sus poderes medicinales.

Decidida, insisto, busco y llego a María Pinto; mi paraíso y el comienzo de una gran aventura. Me apasioné y… Nació La Botica del Alma.

Hoy, nuestro trabajo, nuestras relaciones con nuestras colaboradoras, nuestros clientes y nuestros proveedores, así como el plan de desarrollo de la empresa se basan en hacer lo que más nos gusta, hacerlo para el bien de otros y con ellos generar los recursos para vivir en paz todos los colaboradores del huerto.

La Botica del Alma, Una pequeña empresa familiar, 100% local ya tu servicio.

Con Cariño,
Paula Phillips Eyzaguirre

Súmate Ahora!

Regístrate para estar conectados y contarte de nuestros lanzamientos, nuevos productos y Por qué no, hacerte llegar un regalo.

La Botica Del Alma 2024 | Comercialización de Plantas Medicinales en Chile